Qué es la moda Vintage y por qué seguirla

Publicado por Sergio García en

La moda vintage es la ropa fabricada en los 70, 80 o 90 y que mantiene la calidad con la que se fabricaba antes. La demanda de ropa vintage ha crecido sin parar en los últimos años, en tiendas, mercadillos e incluso internet. Y, además, se prevé que no deje de crecer en los próximos años.

Previamente, en el mundo de la moda, había dos temporadas y rebajas al final de estas. Actualmente, producen ropa cada semana, también conocido como “Fast Fashion”. Suele ser ropa nueva de menor calidad y más barata para que los clientes no paren de comprar.

Esta forma de comprar y vender ropa es un consumo insostenible que solo beneficia a las grandes empresas que prevalecen esta “Fast Fashion”. Cada vez más, la moda vintage le va ganando terreno debido a los problemas de contaminación que esto produce. Debido a los métodos de producción de hace unas décadas, la ropa vintage tiene mucha mejor calidad que la actual, ya que se hizo para conservarse durante los años.

Lo mejor de la ropa vintage es que, normalmente, solamente hay una unidad de ese estilo y casi nunca encontrarás otra persona vistiendo la misma prenda que tú a la vez. Esto es lo que la hace especial y diferente. Si seguimos la moda “Fast Fashion”, será más que probable que nos encontremos por la calle con alguna que otra persona vistiendo las mismas prendas que tú.

Actualmente, no hace falta que busques mercadillos o tiendas de segunda mano por tu ciudad. Desde hace unos años puedes comprar ropa vintage online en tiendas como Impala Vintage. Especializada en ropa urbana de marca vintage, pone a solo un click de sus seguidores prendas Nike, Adidas, The North Face, Lacoste, Burberry, etc. Aparte de todo tipo de sportwear o las ya conocidas “chaquetas crazy”.

Algunas tiendas también quieren darle una segunda oportunidad a aquellas prendas que ya no están en perfectas condiciones, pero que igualmente tienen mucho valor estético. Suelen tener una categoría especial, donde todos los productos están a un precio reducido, pero suelen contener alguna tara como alguna mancha o agujero, o incluso con algún botón faltante.

Los productos de segunda mano se han vuelto muy populares en las redes sociales, donde los creadores de contenido imitan los famosos “hauls”, pero en lugar de mostrar ropa nueva, muestran lo que encuentran en las tiendas vintage.

La generación de personas nacidas a finales de la década de 1990 y principios de la década de 2000, también conocida como la Generación Z, es la que más ropa de segunda mano compra, gracias a que cada vez tienen más consciencia medioambiental a la hora de comprar. Además, han conseguido con éxito desestigmatizar la compra de segunda mano, mostrando que comprar ropa de segunda mano significa luchar por ideales, la sostenibilidad y el futuro del planeta.

 

No podemos fiarnos de la ropa que parece vintage, pero que en realidad es de reciente producción. Esta es conocida como ropa retro y ya hay grandes empresas reproduciéndola. También es producida para usar y tirar, y no tiene, ni de lejos, la calidad y durabilidad de la ropa vintage original.

Según varios estudios, la “Fast Fashion” verá reducida su popularidad en el mercado de la moda a causa del auge de la ropa reciclada en el futuro más próximo, ya que cada vez más personas toman conciencia de una forma responsable de consumir ropa. Siempre es mejor comprar menos ropa y de más calidad, que seguir consumiendo ropa de usar y tirar. No hay duda de que la moda vintage es un modo de tener un estilo único y especial que no solo está de moda, sino que además es sostenible.

Noticias

RSS
Discount Modal

Suscríbete para recibir un 10% de descuento en tu primera compra y no perderte nada